24 nov. 2010

En ningún lugar como


La casa en Comporta, de Manuel y Francisco Aires Mateus se presentó en el evento colateral de la Biennale llamado No place like, como una de las representaciones de Portugal. Se trata de una obra de rehabilitación de cuatro pabellones que albergan las estancias de la casa. La construcción tradicional de caña y madera evidencia el carácter esencial de esta arquitectura, igual que el dejar que sea la misma arena de la playa el pavimento de los pabellones de madera y caña. Arquitectura mínima en su materialidad pero de raíces profundas; arquetípica. Silenciosa, liviana y necesaria. Un gesto que acerca al hombre al territorio, de manera literal y poética.
La película que se proyectó sobre esta casa, del joven realizador  Joao Salaviza, sirvió de vehículo para mostrar la nueva casa de Adán. 
Este mes aparece publicada en la revista Casabella nº 795, acompañada además de un texto escrito por Campo Baeza, Con los pies desnudos.




P.D: El corto de Salaviza Arena galardonado con la Palma de Oro en Cannes en 2009, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...